Pornografía: Actitud y Adicción

Escrito por Doug Houck
Share

porno2Cuando niños, a la mayoría de nosotros se nos enseñó que no debíamos ver las revistas sucias que se venden en algunos puestos donde se vende la prensa, o leer esos mensajes que se escriben en las paredes de los baños públicos.  Pero desafortunadamente nuestro aprendizaje quedó en mero conocimiento pues nuestros ojos y nuestras mentes siempre se fijaban en esas imágenes y palabras que incitan al estímulo sexual.

¿Cuando "ocultamos algo" logramos en realidad  "eliminarlo del pensamiento? Es posible que un grupo de personas logre que se retire el material pornográfico de algún kiosco o de ser expuesto a la vista de todos pero ¿se gana la batalla con esto?

 

¿Qué es la pornografía? ¿Son imágenes que degradan a mujeres y hombres? ¿Son fotos de personas sin ropa? ¿Son retratos de una aventura sexual? ¿Es una frase escrita en un baño público? Podemos decir que es todo esto y mucho más.

Se puede decir que la pornografía es una imagen visual que permite y fomenta el deseo de ver el cuerpo desnudo de otra persona -sea del mismo sexo o del opuesto. Ahondando un poco más, el uso de la pornografía es un acto egoísta por naturaleza, pues se usa para la excitación sexual propia. Puede ser de tipo evidente o sugestiva. Engancha en una forma compulsiva.  Al darle un vistazo conduce a que deseemos ver más y más.

Habacuc 2:15 dice: "¡Ay de ti, que emborrachas a tu prójimo! ¡Ay de ti, que lo embriagas con vino para contemplar su cuerpo desnudo!" (NVI).  El profeta ni siquiera sugiere que un acto sexual se lleve a cabo, sólo pone el énfasis en echar un vistazo a un cuerpo desnudo. Hay que tener en cuenta dos aspectos que se tocan en este versículo:

   1) La definición que hace de la pornografía
   2) La relación que existe entre el alcohol y la pornografía


El alcohol y la pornografía


Es importante acotar que frecuentemente se utiliza el alcohol para preparar a una persona a ser seducida.  Cuando él o ella ha tomado algo de alcohol, es mucho más fácil que se quite la ropa. En segundo lugar, generalmente se requiere que el seductor esté embriagado (especialmente si lo que piensa a hacer está fuera de los parámetros tradicionales).

Personas que nos consultan y que han tenido atracciones homosexuales usualmente hacen este tipo de comentarios: "Cuando me prostituía, tenía que usar drogas.... Si en algún momento tengo que volver al estilo de vida gay, tendré que volver a beber, ya que esta es la única manera que pueda soportar mi sentimiento de culpa".  Es comprensible que un padre de familia respetable se tome un trago antes de ir a una tienda donde se vende material pornográfico.  Durante un viaje de negocios, un trago ayuda a que ser más indulgente con uno mismo para ver un vídeo o para cometer un acto sexual ilícito.  Evite el alcohol, especialmente si usted es vulnerable a la tentación sexual.

Como cristianos, hemos aprendido a ver pornografía y a mantenernos distantes de ella al mismo tiempo.  Pocos de nosotros, por no decir ninguno, estamos suscritos a las revistas  Playboy o Penthouse, sin embargo si tenemos otro tipo de revistas como Newsweek, Time, o incuso algunos periódicos con cierto tipo de publicidad en nuestras casas. ¿Alguna vez no ha sido seducido por los anuncios publicitarios de bañadores o de ropa interior que despiertan en algún sentido el líbido sexual? Eso es en realidad pornografía.  Un tipo de pornografía a la que somos indulgentes incluso cuando tenemos a nuestros seres queridos muy cerca.

Es necesario que comencemos a ver a la pornografía en términos más amplios que solo la definen como meras fotografías de cuerpos desnudos o semidesnudos. Cualquier dibujo, foto, estatua, anuncio publicitario, escrito, etc. que pueda excitarnos sexualmente es pornografía.

De esta manera, pornografía incluye no sólo la ropa interior o el bañador, sino también ese hombre elegante muy bien vestido en algunos anuncios o de los hombres que se encuentran en los catálogos de ropa o en algunos calendarios. Las revistas dedicadas al gym y al desarrollo muscular y aquellas que se especializan en temas para la mujer,  muchas veces muestran modelos en poses pornográficas. Este tipo de fotos generalmente las aceptamos e incluso las ponemos las dejamos en algún lugar en el que se pueda ver con frecuencia.

Hoy en día y como nunca se había hecho, la industria de la publicidad está echando mano de la explotación del cuerpo descaradamente.  Las intimidades físicas ya no se tapan en las personas que sirven de modelo, es más ahora se intenta resaltar al máximo esos detalles.  Muchos hombres nos comentan que son esas las fotos que les sirven de estímulo en sus fantasías al momento de masturbarse.

La pornografía está diseñada con un sólo propósito: despertar el líbido, excitar sexualmente.  Se utiliza para vender cualquier cosa el alcohol, los automóviles y la apariencia.  Las imágenes pornográficas sugieren que alguien es sexualmente atractivo si.... o que una persona es exitosa si.... La pornografía distorsiona.  Si yo no tengo... si no soy exitoso.... si no soy atractivo... entonces soy un fracaso.  Es importante que notemos como esta dinámica alimenta a la envida que con tanta frecuencia vemos que está arraigada en las personas con problemas de homosexualidad.

¿Existen cristianos adictos a la pornografía? Claro que sí. Muchos cristianos tratan de esconder su cristianismo mientras se sumergen en estas actividades.  Hace algunos años un amigo me confesó que en su automóvil no había ninguna calcomanía  o signo visual que lo identificara como cristiano porque tendría que quitarlos o intentar taparlos al aparcar en el estacionamiento de los sex shops

Un pastor en Seattle manifestó a un grupo universitario que "Si yo pudiese recordar la Biblia o  Shakespeare tan bien como todo el porno que he visto, sería un cristiano muy poderoso" La afamada revista cristiana "Leadership" hace unos años publicó un artículo escrito por un pastor que usaba compulsivamente la pornografía. Es conocido que los empleados de las tiendas de alquiler de películas en los Estados Unidos afirman que muchos pastores alquilan películas X en esas tiendas.  ¿Si nuestros líderes cristianos están involucrados en la pornografía, qué podemos esperar de los demás?

En la era del grabador de videos, la televisión por cable la pornografía puede llegar a nuestros hogares  fácilmente. Un hombre casado, y que fue en el pasado pastor, nos ha manifestado que su esposa se enteró de sus problemas de homosexualidad cuando por error dejó la ticket de dos películas porno que había alquilado a la vista.

Los grabadores de video y el internet han hecho que la que la pornografía se encuentre disponible fácilmente para hombre de familia que vive en los suburbios. En la actualidad no es necesario desplazarse hasta el centro de la ciudad y preocuparse de quien le puede a uno ver en el estacionamiento de las tiendas de sex shop  (y de cualquier signo que nos identifique como cristiano). Pues ahora hasta en una  tienda deli puede conseguir material pornográfico. Y si es hombre de negocio el acceso es más fácil, pues las cadenas hoteleras como el Holiday Inn ofrecen las películas en la privacidad de cada habitación. Con sólo presionar un botón, se puede ver la película y se cargará automáticamente a la factura del hotel.

Solución a la Pornografía


Necesitamos crear un ambiente en nuestras iglesias, donde hombres y mujeres que luchan contra la pornografía y otros problemas sexuales puedan hablar de sus luchas.  Uno de los más grandes aliados de Satanás es la oscuridad y el secreto.  Una persona debe admitir sus caídas sin temer a ser rechazado, regañado o puesto en evidencia. El acto de admitir los errores tiene un efecto poderoso para romper el ciclo del secreto.  Esta es una de las bases fundamentales de los grupos de apoyo que usan el formato de "anónimos" como los sexólicos anónimos.

La confesión a Dios es muy importante.  Busque el consejo de su pastor, de un anciano o de un consejero que le ayudará a trabajar detalladamente en su pecado.  Además de confesar, es decir manifestar a Dios de su pecado, también se necesita el arrepentimiento. Arrepentirse significa darse la vuelta, tomar la dirección opuesta, cuando tratamos con la pornografía, es una decisión que debe hacerse continuamente.  No pare de arrepentirse, aunque sea la millonésima vez.

Además se requiere que se separe de la pornografía.  Este es un llamado a que limpie la casa completamente.  Deshágase de cualquier revista, video o estímulo pornográfico en su hogar, automóvil u oficina. Si debe deshacerse de los aparatos de vídeos hágalo. Esté atento a cualquier material que exponga pornografía indirecta o sutil que se encuentre en revistas generales como la Newsweek, o la National Geographic. Estas revistas no son tan inocentes como aparentan. Deshágase de las películas para adultos que puedan tener escenas pornográficas (sean implícitas o explícitas).  Sea honesto cuando decida conservar alguna de las películas que posee y piense bien los motivos que le impulsen a ello.

Si la pornografía no es su problema, es posible que Dios le esté llamando a que limpie su hogar de cosas muy sutiles. Puede ser que Dios le esté llamando a apoyar a aquel que vive con usted y que sí está luchando. Puede que tenga que escuchar cosas que no le pongan en un estado incómodo. Pero si a su lado hay cristianos que tienen necesitan ser libres de la pornografía, lo que ellos necesitan es el apoyo de las personas de la iglesia. Sea parte de esta comunidad de amor y de aceptación.

 

Escrito por Doug Houck
Usado con permiso de Metanoia Ministries-Boca Raton, FL U.S.A.
www.MetanoiaOnline.org


 

 

Share
Zapatos Nuevos © 1998-2013. Derechos Reservados
Copyright 2012

©